"En París solo se me quedaron mirando cuando les hablé en francés; en verdad nunca logré que esos idiotas entiendan su propio idioma."

En París solo se me quedaron mirando cuando les hablé en francés; en verdad nunca logré que esos idiotas entiendan su propio idioma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *